Home Top Ad




Muchas veces los pacientes me consultan por opciones de blanqueamiento casero, donde claramente la más escuchada es la de cepillarse lo...

Blanquear tus dientes con bicarbonato y limón ¿mito o realidad?


Muchas veces los pacientes me consultan por opciones de blanqueamiento casero, donde claramente la más escuchada es la de cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio y limón. 

Según cuenta la leyenda, en menos de dos semanas tus dientes lucirán más blancos y radiantes. 

Desafortunadamente, lo barato sale caro, incluso en este caso. 






1) DIENTES BLANCOS
En principio, cada diente tiene su propio "blanco". El blanco puro no existe, todos los dientes tienen una tonalidad más o menos amarillenta. De hecho, como odontóloga me doy cuenta de si un diente es verdadero o implante o "dentadura" porque los pacientes, "aprovechan" la oportunidad para querer dientes más blancos de lo naturalmente posible. El resultado: se nota que no es tu diente. 




2) EFECTO ABRASIVO ( Y no viene de dar abrazos)

El bicarbonato de sodio es un agente abrasivo, es decir que tiene un efecto mecánico donde modifica la superficie. Si tenemos en cuenta que el esmalte dental es como la porcelana, nos daríamos cuenta de que estamos rayando los platos del abuela. Pensas que eso se vería bonito?
Ese abrasividad se traduce en dientes opacos en el mediano o largo plazo, además de que claramente quitamos una capa  de protección a nuestros dientes, dejándolos más expuestos a las caries por ejemplo. 

3) El Limón, combo explosivo. 

Con el bicarbonato ya estamos con el efecto abrasivo, ahora si le agregamos el toque ácido que aporta el limón, la combinación se hace realmente peligrosa, puesto que la erosión dental es uno de los principales factores que contribuyen al deterioro de las piezas dentales. 




El Consejo: No lo hagan!

Blanqueamiento: Opciones que te puedo recomendar

> Hay algunas pastas dentales que pueden contribuir al blanqueamiento. 

> Una correcta higiene dental generará indefectiblemente dientes más blancos (y una boca más sana!)

> Ojo con los procesos de blanqueamiento industrial ( Shakira y su whitening, etc. ). El tema es extenso, para tratarlo en otra nota. Por el momento, absténganse. 

Lo mejor que podes hacer, es consultar con un profesional acreditado sobre las distintas opciones disponibles. En mi consultorio por ejemplo, ofrezco una opción de blanqueamiento suave y progresivo, para que la persona también tenga la libertad de decidir cuán blanco los quiere. 

Las soluciones mágicas, dejemoslas en Disney!

Y recuerden que pueden consultarme o convenir una cita en este enlace:



Dra. Laly Martín